11 agosto 2013

(6 días sin cerveza)

desde que volví del mar reparador me he resfriado, no he bebido ni una cerveza, me he asustado mucho de nuevo ante mis náuseas incomprensibles, he compartido ternuras y abrazos en el silencio apocalíptico de Madriz y he vuelto a hacer la maleta: destino Bretaña, destino verdeazul.

qué ganas de otoño, como cada verano.

[hasta pronto. estaré en algún lugar del mapa de Francia.]

5 comentarios:

chris dijo...

Llévate la sensación de flotar allí donde vayas. Y disfruta... sólo tienes que preocuparte por disfrutar.

Un abrazo muy pausado.

:-)

Vir dijo...

¡Qué bueno, Bretaña! Disfruta mucho.
(Y sí, el mar casi siempre es reparador. Seguro que el bretón también)

Glo dijo...

Yo he estado en Galicia. La Galicia desolada que los políticos consideraban buen destino para una central nuclear. Esa que tú también conoces, y que seguro se parece a Bretaña más de lo que Bretaña se parece a sí misma.

Graciela Hernández Morales dijo...

Espero que encuentres aire reparador. Mil besos.

thirthe dijo...

dios! shevame con vos!