09 septiembre 2015

"La abuela dice que la gente se pone verde de envidia. A mí no me lo parece. El verde es la calma. El verde es la salud. El verde es limpio y fresco, como la pasta de dientes de menta. La envidia es roja. Hace que te hierva la sangre y que sientas fuego en el estómago."



Annabel Pitcher, Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea
[traducción de Lola Diez]

2 comentarios:

Beauséant dijo...

o, quizás, amarillo.. ese si es un color odioso, ¿no?

no, quizás no. qué culpa tiene el pobre de ser amarillo, ¿no?

Dot dijo...

que maravillosa novela, y qué voz! mi elenita tenía justo la edad del narrador y cómo la caló!