06 diciembre 2012

torcida, torcida, torcida

¿de dónde sale tanta rabia, tanta ira, tanta irritación, tanta mala hostia, tanta mierda, tanto asco, tanta soledad, tanta desgana?
¿de dónde y hasta cuándo?

(el porqué ni me lo pregunto.)

7 comentarios:

Victoria dijo...

Interrogaciones directas, las tuyas.
Pronombres interrogativos y enumeración asindética...
Sabes? No tengo ni idea.

chris dijo...

Arpo, muchas veces lo importante precisamente es saber el por qué para poder solucionarlo.

Por qué reaccionas así antes determinadas cosas. En mi caso, al menos, conocerme y entenderme a mí misma me libera de mucha mierda.

Un abrazo para que se calme un poco la ira...

alicia dijo...

Lo mismo me pregunto yo cada vez que pienso en ti... Esta semana pensé que ya llega el tiempo de los roscones magos... No digo más. Un besazo

alicia dijo...

Otro beso... http://miedoalaliteratura.wordpress.com/2012/12/03/me-siento-enfermo-de-kobo-abe/#respond

turulata dijo...

Qué deslumbrante encuentro con su blog. LLevo media hora delectándome mientras picoteo de aquí y de allí.
Especial identificación con su atracción hacia los cielos, a mi me chifla contemplar y fotografiar nubes.
Un saludo nefelibata
Patricia

Alson dijo...

De una mala digestión... (emocional)

Anónimo dijo...

La pequeña coletilla final es grandiosa.
Prófuga.