26 mayo 2013

homeless

"Cuando nos mudamos de casa, nos llevamos con nosotros el concepto invisible de hogar, que es un concepto muy poderoso. La salud mental y la estabilidad emocional no requieren que permanezcamos en la misma casa o en el mismo lugar, pero requieren una sólida estructura en el interior, y esa estructura se construye en parte con lo que sucede en el exterior. El interior y el exterior de nuestras vidas son el caparazón en el que aprendemos a vivir."

Jeanette Winterson, ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?

la cita que T. me envía en el correo de esta mañana me viene al pelo: ando desarraigada, preocupada por mi futuro próximo, por mi devenir; me temo que ha llegado el momento de abandonar físicamente mi casa, una casa que nunca he sentido como propia, y buscar un nuevo lugar donde refugiarme. confiar en encontrar un hogar es esperar demasiado. transportar cientos de objetos que me acompañan a diario y despojarme de otros tantos, reubicarme, nuevos paisajes tras la ventana, nuevos ruidos nocturnos, menos silencios y más (con)cesiones. 
me paraliza y me aterra esta incertidumbre, esta eterna provisionalidad.
si mi armadura interior fuese más sólida afrontaría una mudanza en soledad como el viaje necesario y maravilloso que ha de ser para otros cuerpos, en otras mentes.
(cansada. mucho.)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay personas que siempre sentirán esa eterna provisionalidad, se asienten donde se asienten, aun teniendo los pies metidos un bloque de cemento seco, sequísimo.

prófuga.

Graciela Hernández Morales dijo...

Creo que lo que cuentas es una metonimia de nuestros tiempos. Mil besos y ojalá encuentres un hogar.

Glo dijo...

"Clint Eastwood en "Los puentes de Madison", decía que "que todo cambia es algo con lo que siempre podemos contar". Y dicen que dicen los habitantes del desierto: "afortunado el hombre que tiene sed, porque la peor de las aguas le sabrá deliciosa".

Como ves, todos se ponen en lo peor, e intentan darle la vuelta. Yo también lo he intentado, y ahora la soledad me hace una gran compañía.

cereza dijo...

Inspira aire profundamente,arremangate y al tajo! Con ganas y con espiritu aventurero. Que tu hogar va contigo! Donde estés estará.
Ánimo!!

chris dijo...

Un abrazo... de lejos.

Alson dijo...

Ser nómada sólo es apasionante para los aventureros... O no?

Ico dijo...

Me pasa lo mismo, acaba el curso y vuelvo a mi casa, por fin, mudanza cambios, arreglos, un verano movidito, pero será para bien.. El hogar es sólo el sitio donde te sientes a gusto..
un beso