31 enero 2016

"no te deseo nada malo pero lo tienes que pagar", me dice mi psicópata a través de la ventana abierta. me quedo muda de asombro: ¿se está ablandando, chochea, tiene un mal día, está cansada? ser tan cabrona debe ser agotador, sin duda. le sonrío y digo, "buenos días, Carmen".

silencio nuclear dominical, el silencio más puro y refinado que alcanzarás en este barrio y en esta ciudaz.

hay un nuevo jabón en mi lavabo, traído de Masca, que huele a azahar y por ende a roscón.

¿por qué no sé escribir con un entramado sólido y bien construido, sino estas frases entrecortadas de sujeto-verbo-predicado?

he recordado la goma arábiga de mis días de infancia y manualidades en párvulos y al investigar sobre ella descubro que es comestible además de preciosa. (precioso también el envase de Pelikan, ay.)

las mimosas ya amarillean en mi barrio. pronto llegará el sol a mi patio.

3 comentarios:

Glo dijo...

Me recuerdo de niño haciendo un gran esfuerzo para dominar este idioma. Y compruebo que no lo hablo, y menos aún lo escribo, naturalmente. Sólo cuando leo a Baroja, por ejemplo, siento como si fuera arrastrado por una marea de verbosidad, como si una melodía de invitara a bailar...

sfer dijo...

"¿por qué no sé escribir con un entramado sólido y bien construido, sino estas frases entrecortadas de sujeto-verbo-predicado?"
me identifico TANTO con eso...

Dot dijo...

el de mi casa tenía una tetina que tenías que aplastar contra el papel para que saliera el pegamento y al terminar se formaba una película seca trasparente como piel seca.
http://www.nosoymoderno.es/2011/06/see-full-image-jose-antonio-abellan.html