08 octubre 2012

Los pájaros se acercan
al jardín: sobre todo
gorriones, pero también
calandrias, jilgueros,
cabecitas negras, algún
hornero. Caminan
por el pasto
mueven sus cabezas
absorben
los minerales de la tierra
están preparados
ante el menor descuido.
Los pájaros
se demoran
en el conurbano
profundo
husmean
los beneficios del jardín:

¿padecerán el recuerdo
de un bosque
oscuro?

Como un resto
de otro resto
la tierra
mezcla
o articula
el residuo
de lo civil.


Carlos Battilana, Velocidad crucero

3 comentarios:

rkl dijo...

Los días que me convierta en pájaro recordaré que aquí hay un jardín

arponauta dijo...

:-))) [y ruborizada.]

eme dijo...

es una preciosidad.. genial.